Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar
  • Recuperación después de una competición
    Recuperación después de una competición

Hábitos saludables

Encuentra el balance para un estilo de vida saludable, equilibrando tu alimentación con actividades que le aporten positivamente a tu bienestar.

¿Cómo recuperarse adecuadamente después de una actividad física exigente?

como-recuperarse-adecuadamente-interna

Realizar una actividad física de alta o mediana exigencia, como una maratón, una carrera ciclística, entre otras, requiere una serie de cuidados especiales, antes, durante y después de la misma. La alimentación, la hidratación, el reposo o una indumentaria adecuada, son algunas de las consideraciones que se deben tener en cuenta al momento de practicar una actividad deportiva exigente.

El Licenciado en Educación Física, Víctor Cárdenas, considera que después de hacer una actividad física demandante es fundamental “realizar un buen estiramiento de los diferentes segmentos corporales que se trabajaron y tener una buena hidratación que nos ayudará a prevenir de calambres y problemas musculares”.

El cuerpo, al estar compuesto en un 70% de agua pierde en mayor medida al realizar una actividad física, líquido y por medio de este, expulsa electrolitos, como el potasio, el sodio o el hierro, que deben ser recuperados después de una competencia, mediante la hidratación.

Sobre la recuperación de líquidos y nutrientes perdidos durante una competencia el Licenciado Víctor Cárdenas considera que “es importante tomar agua después de una sesión deportiva, ya que previene la acidosis y la deshidratación, pero es fundamental ingerir bebidas que contengan azúcar, vitamina B1 y sales minerales, que ayuden a recuperar el glucógeno muscular”.

Bibiana Muriel, profesional en deporte, explica qué le sucede al cuerpo cuando realiza una actividad física “cuando se practica ejercicio el cuerpo aumenta su temperatura corporal, la sudoración, la frecuencia cardíaca y respiratoria, además los vasos sanguíneos se dilatan para que circule más sangre a los músculos utilizados”.

Debido a esto es importante, cuando terminamos de practicar un ejercicio, retornar al organismo al estado normal, en términos deportivos se llama vuelta a la calma y consiste, según la profesional en deporte, en “realizar una serie de ejercicios con baja intensidad después de cada actividad física, de esta manera se previenen lesiones síncopes y se facilita la recuperación después del esfuerzo”.

Finalmente, otro aspecto a considerar después de realizar actividades físicas es el descanso, para Bibiana Muriel “un buen entrenamiento debe planificar los descansos. El sueño es esencial, tener un horario para dormir y descansar las horas suficientes es fundamental para prevenir lesiones; además, durante el sueño es donde se producen la mayoría de adaptaciones fisiológicas, morfológicas, a nivel orgánico”.

En resumen, la actividad física per se, no representa en todos los casos bienestar, sino está acompañada de una serie de buenas prácticas después del entrenamiento, que garanticen que el esfuerzo físico y el desgaste al que se ve expuesto el organismo, se supla y se traduzca en efectos saludables para nuestro cuerpo.