Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar
 3 hacks para que rinda tu pechuga: piel, huesos y carne

3 hacks para que rinda tu pechuga: piel, huesos y carne

¿Quieres llevar tu talento en la cocina al siguiente nivel? ¡Estás en el lugar correcto! Te traemos tres hacks increíbles para transformar por completo tus pechugas de pollo, aprovechando al máximo cada parte de este versátil y delicioso corte de carne.

Prepárate para impresionar a tu paladar y sorprender a tus comensales con estos trucos fáciles y creativos. ¡Vamos a sumergirnos en el delicioso mundo de la pechuga de pollo!

1. La magia de la piel crujiente

¿Quién dice que la piel del pollo no puede ser la estrella del plato? Para lograr una piel crujiente y deliciosa, asegúrate de secarla bien con papel de cocina. Luego, sazónala con tus especias favoritas, como sal y pimienta.

Colócala en una sartén bien caliente con poco aceite y deja que se dore lentamente hasta que adquiera ese crujido irresistible. Te quedarán unos chicharrones de pollo perfectos para unos deliciosos pasabocas. 

2. Aprovecha los huesos para un caldito

¿Sabías que los huesos de la pechuga de pollo pueden ser la clave para un caldo delicioso y nutritivo? No los descartes, ¡guárdalos!

Hiérvelos en una olla grande con papa, zanahoria, cebolla y especias como comino y sal. Deja que hierva a fuego lento durante unas 2 horas para que los sabores se mezclen, crearás un caldo casero que será la base perfecta para tus sopas y guisos. ¡Elevará todos tus platos a otro nivel!

3. La carne jugosa y llena de sabor

Para mantenerla jugosa y llena de sabor, agrégale una mezcla de hierbas frescas y un toque de cítricos. Asegúrate de cocinarla a la temperatura adecuada para conservar su jugosidad y realzar su sabor. ¡Con un poco de amor y atención, la carne de pechuga se convertirá en la estrella de tu plato principal!

Con estos tres hacks ingeniosos, transformarás por completo la pechuga de pollo en un manjar que te hará la envidia de todos tus amigos.

Científico explicando

SUSCRÍBETE

¡Haz parte de la comunidad FRIKO!

Tenemos consejos de cocina, recetas y descuentos exclusivos para nuetros miembres
¡Regístrate ya!

suscribete

¡Haz parte de la comunidad FRIKO! Tenemos consejos de cocina, recetas y descuentos exclusivos para nuestros miembros. ¡Regístrate ya!